viernes, 13 de noviembre de 2009

He aquí el hombre

El hombre se individua, afila su perfil hasta la más intensa concreción, se hace esta nariz, y no otra, estas pestañas, y no otras, esta frente, y no otra, estos labios, y no otros, esta mandíbula, y no otra, y así con todo. Desdeña toda abstracción, todo falso universalismo, de modo que sólo el novelista, el poeta, el pintor, el fotógrafo, el cineasta sabrán decirnos: ¡He aquí el hombre!

2 comentarios:

Jesús Beades dijo...

Grandioso texto meta-artístico. Para ponerlo al principio de mi próximo libro de poemas. Me recuerda la cita esa de Borges, de "la imagen de su cara", de d'Ors.

Suso Ares Fondevila dijo...

Me encanta lo de "meta-artístico". Muchas gracias, Jesús.