lunes, 5 de septiembre de 2011

Camerún 8: siéntate y escúchame


Durante la lectura del evangelio la gente permanece sentada. Si nosotros, de pie, subrayamos el respeto, ellos, sentados, subrayan la atención. Así es como conversamos, leemos, vemos una película, asistimos a un enfermo, todo lo que exige calma y concentración, las mismas que, muy aumentadas, necesitamos para escuchar la Palabra de Dios.

2 comentarios:

Ana dijo...

¿La imagen es de una de las misas de las 6:30 de la mañana? Tengo todo tan presente, que no me creo que ya hayan pasado 20 días desde que nos fuimos...

Suso Ares Fondevila dijo...

Sí, es de una de las 6:30 de la mañana. La mantuve sólo para esta entrada; después pienso borrarla porque no vale nada, y de misas ya tengo un montón.