domingo, 6 de marzo de 2011

Atado, desatado

El fuego “desatado” es incendio devorador. “Atado”, es lumbre y calor en las chimeneas.
El agua desatada es lluvia torrencial, ríos que se desbordan, mares que asaltan en forma de tsunamis. Atada, circula por las cañerías, las acequias, los canales, se embalsa en pozos y presas.
El aire desatado es ciclón y huracán. Atado, es brisa refrescante, viento que mueve las aspas de los molinos y empuja los barcos de vela.
La tierra desatada es terremoto que derriba y sepulta. Atada, es seno en el que germinan las semillas, asiento de las casas, suelo para caminar.

3 comentarios:

cb dijo...

...ligatus pedes et manus institis, et facies illius sudario erat ligata. Dicit Iesus eis: "Solvite eum, et sinite eum abire".

Gracias, Suso. Muy bello y muy profundo.

Suso dijo...

Gracias a google me entero del significado de la frase latina y entonces digo ¡oh!, porque le has dado un vuelta admirable a mi par "desatado, atado" en la escena de la resurreción de Lázaro.
Muchas gracias, Cristina.

cb dijo...

Yo también lo busqué en Google, Suso, que sólo me acordaba del solvite y el sinite abire.
Tiene una fuerza enorme ese desatadlo y dejadlo andar.
Acababa de morir Juan Pablo II, que según cuentan poco antes de morir dijo, en italiano, "lasciate mi andare", y fui a un funeral. Leyeron en el Evangelio el pasaje de la resurrección de Lázaro y, al oírlo, me acordé de lo que había dicho el Papa. Creo que pensó en Lázaro, que repitió esas palabras de Cristo.