jueves, 13 de febrero de 2014

Millones

Es insoportable pensarlo, pensar en los aludes de dolor que causa cualquier guerra. La guerra mata personas, mutila cuerpos, deshace psiques, destruye almas, substrae padres, hijos, hermanos, amigos, derrumba casas y puentes y escuelas y hospitales, destroza carreteras y vías de tren, aniquila presentes felices y futuros esperanzadores, hace huir a todos los que se convierten en refugiados. Millones de muertos en la Primera Guerra Mundial, muchos más millones de muertos en la Segunda Guerra Mundial, los millones de muertos de todas las guerras a lo largo de la historia; millones de heridos, millones de hambrientos, millones de enfermos, millones de desamparados. Millones de dolores y sufrimientos.

2 comentarios:

Inmaculada Moreno H. dijo...

Terrible los muertos, más terrible aún los que quedan añorando a los muertos.

Suso Ares Fondevila dijo...

"Terribilidades" encadenadas de las que tú sabes mucho más que yo. Pero "lo terrible" no debe ser lo que finalmente triunfe, que no lo será.