jueves, 27 de mayo de 2010

Somos llevados

A una altura siempre y siempre a distinta altura, la de los años, que van siendo años vencidos que dejan paso a nuevos años. Filigrana del tiempo tejiendo siempre más hilos, que no se ven, y de los que uno quisiera tirar para saber algo más, un poquito, sobre el tiempo y su paso. Pero hilos tan finos no hay quien los agarre. En esta montura no mandamos. Somos llevados.

2 comentarios:

lolo dijo...

Y también hilos de oro que se mezclan en la trama del tiempo. Los que de verdad tejen.
Precioso, y muy cierto.

Suso Ares Fondevila dijo...

Los que de verdad tejen, es cierto. Un saludo.