viernes, 26 de diciembre de 2008

El rey Midas

El infierno de un insaciable escritor sería que todo fuese palabra. ¿Dónde podría  entonces descansar de ella para a ella volver? Lo indecible nos ampara, lo que no admite ni necesita pronunciación.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace tiempo que leo sus posts, muchos me gustan, pero otros no los entiendo, debido a mi ignorancia en temas como la teología.
Escribo este comentario solicitando ayuda, puesto que una compañera de trabajo, que fue religiosa, se ha jubilado y queríamos los compañeros regalarle algo que le gustase.
En nuestras conversaciones matutinas camino del trabajo, me comentó alguna vez sobre un texto de Santa María Magdalena, la teología desde el punto de vista femenino...
Puesto que estoy totalmente pez en la materia, pero intuyo que usted es buen conocedor de la misma, ¿me podría aconsejar sobre algún libro de teología, preferentemente escrito por mujeres para regalarle?
Y si fuese tan amable de decirme si se pueden encontrar en cualquier librería o hay alguna especializada por Santiago de Compostela, se lo agradecería muchísimo.

Disculpe el atrevimiento y muchas gracias.

Felices Fiestas!!

Dawn.

Suso Ares Fondevila dijo...

Muchas gracias, amigo lector.

En cuanto a lo que me pide, le sugiero que acuda a la librería Egeria, especializada en teología, que está al lado derecho de la entrada al Seminario Mayor, por la parte por donde se desciende desde la plaza Cervantes hasta el Hostal de los Reyes Católicos. La dependienta le sugerirá el libro que usted necesita. Sé que ahora hay mujeres teológas, pero desconozco por completo que libros circulan por ahí. En la librería sabrán informarle mejor que yo.

Felices Fiestas y un saludo.