jueves, 27 de noviembre de 2008

Abismos

No quiero asomarme y ser tragado por abismos que no me toca a mí recorrer, que me destruirían de hacerlo. Tengo que estar alerta, evitar su atracción, hacerme a un lado, y seguir mi camino. Ningún hombre está llamado a ser Atlas. Tampoco yo. Soportaré lo que tenga que soportar, lo que pueda soportar, lo que es razonable que deba soportar, pero no más. No.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante contexto, seguramente muy aplicable a innumerables situaciones y de todo ámbito, tanto en lo personal, laboral, sentimental o aquelos que han caido o puedan caer en cualquier adición. Todos podemos ser participes en algún momento de esta Historia Interminable.

RD.

Jesús Beades dijo...

"Quiero amar a una mujer que en el seno
tenga una cicatriz inconfesable
huella de Port-Royal o de Jamaica.
La que a un sueño se arrojó desnuda
después de ver la vanidad en todo.
(...)
Pero he de olvidar tales proyectos
y andar seguro y evitar la angustia"

Zeitgeist, de Julio Martínez Mesanza. De su libro "Europa". Ed.Renacimiento.

Suso Ares Fondevila dijo...

Gracias, Jesús, no sabes como te lo agradezco.