martes, 17 de febrero de 2015

Una peligrosa izquierdista

Se ha muerto una peligrosa izquierdista. Nunca una mujer conservadora y de derechas supo encarnar tan bien los mejores valores de la izquierda: la honestidad, la solidaridad, la rebelión ante la injusticia, la lucha por un mundo mejor, el trabajo tenaz y bien hecho, el apoyo incondicional a los más débiles, la tolerancia y la práctica constantes de la escucha para aprender y modificar sus opiniones. Y para nosotros, sus hijos, una bendición: un continuo ejemplo de bondad y amor sin condiciones.
Palabras de mi amiga A. sobre su madre, recientemente fallecida. Descanse en paz.

4 comentarios:

Inmaculada Moreno H. dijo...

¿Pero quiénes se han creído que esos valores lo son de la izquierda? No lo entiendo, la verdad.

Suso Ares Fondevila dijo...

Tienes toda la razón, Inmaculada. El texto tiene sentido en el contexto vital de mi amiga A. Si acaso lee estos comentarios, querrá ella explicarlo.

Un abrazo.

A. dijo...

Hola, Inmaculada:
Escribí ese comentario sobre mi madre en un momento muy emotivo y, tal vez por ello, olvide añadir "que se suelen atribuir a".En realidad, quería explicar que personas de derechas, como ella, también pueden tener esos valores. Sin embargo, hay más que explicar: mi madre pertenecía a una familia burguesa y conservadora de una ciudad gallega y, en aquel contexto concreto, fue un verso suelto. Porque ella, y también yo, padecimos los valores de aquella derecha, clasista,intolerante y entre la que proliferaba lo que últimamente se llama "capitalismo de amiguetes". Mi madre no fue así: siempre se distinguió por su solidaridad, su tolerancia y por su defensa del trabajo y el esfuerzo para conseguir las metas que cada uno se propusiera.Habiendo podido hacerlo, nunca recurrió a sus relaciones para ninguna ventaja personal o de alguno de sus diez hijos, y ésto no era lo habitual, te lo aseguro.
No obstante, si mi comentario te ha molestado, te pido perdón y te manifiesto mi disposición para hablar largo y tendido sobre este tema.
Un saludo.

Inmaculada Moreno H. dijo...

Querida A. No me ha molestado en absoluto. Me sorprende, simplemente y te agradezco mucho la delicadeza de que lo preguntesEn realidad eso que dices del amiguismo, etc. , yo lo tengo más asociado a cierta izquierda, pero es que mi contexto es el de la Andalucía actual. Supongo que tal vez no sea una cuestión de izqquierdas o de derechas, sino de poder. Definitivamente se comprueba que el poder corrompe, por eso creo yo que hay que defendef, sobre todo, no solo una clarísima separación de los tres poderes tradicionales, sino también de la banca respecto a estos, y no permitir nunca que un mismo grupo ostente el ejecutivo durante mucho tiempo.
Bueno, eso pienso.
Un saludo afectuoso, A.