miércoles, 16 de octubre de 2013

Escribir

Cuando digo que me dedico dos horas a escribir digo que me dedico dos horas a esperar tener algo que escribir, cosa que muchas veces no ocurre. Poner, me pongo siempre en posición de parto, pero son muchas las tardes que nada sale a la luz porque nada se engendra en mí.

2 comentarios:

CB dijo...

Cómo sois los hombres. En dos horitas queréis engendrar y dar a luz. ¿Y qué pasa del tiempo de gestación?
Seguro que sí se engendra, Suso, pero puede que la criatura necesite su tiempo.

Suso Ares Fondevila dijo...

Te recuerdo, mujer, que lo que uno engendra es infinitamente inferior a una feliz criatura, nonadas que van cayendo como gotas tras horas y más horas de espera. Pero si es así es así, y es lo que toca, esperar.