miércoles, 14 de marzo de 2012

Exigencia y gracia


“El cristianismo es absoluta exigencia y absoluta gracia”, nos dijo un día Olegario. Si Dios no nos exigiese nada, no lo respetaríamos. Si no nos diese nada, no lo amaríamos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ni tendríamos modo de cumplir con lo exigido.

Suso Ares Fondevila dijo...

Claro. Por eso decía San Agustín aquello de "dame Señor lo que me pides y pídeme lo que quieras".