martes, 2 de junio de 2009

Suéltame

Suéltame, cariño, y déjame volar, hazme volar, impúlsame a volar. Sólo cuando veas que me he ido muy lejos, tanto que pueda perderme, y perderte, tira de mí y llévame como un globo feliz de tu mano.

3 comentarios:

Montse Viver dijo...

Hasta hace unos minutos estaba embobada leyendo los sonetos y silvas que han intercambiado Antonio y Rafa en el blog del primero, y antes de ir a dormir he pensado: y Suso, habrá escrito algo? y sí.
Voy de emoción en emoción con todos vosotros, esto del blog es muy vivo, muy del momento, estoy un poco asombrada de la calidad y de la sinceridad que aquí se respira.
No quiero juzgar, sólo admirar, sólo dejarme impregnar con todo lo que se teje sin cesar en vuestros escritos.
El tuyo de hoy, espontáneo, con una frescura tan deliciosa, casi infantil en cierto modo, pero lleno de poesia de amor y de vida.
Gracias por estas buenas noches, tendré felices sueños, seguro!

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Bellísima entrada Suso.

Es un pequeño poema que contiene todos los ingredientes de una historia de amor, casi desesperada.

Un fuerte abrazo, y felicidades por lo que has escrito.

Suso Ares Fondevila dijo...

Gracias, Montse, una vez más. La sorpresa que estás viviendo tú ahora con los blogs la viví yo también en su momento. Fascinante, ¿verdad?
Javier, en el origen de mi relato no hay desesperación, pero todo texto queda abierto, pasa a ser de cada lector, y en sus manos queda recibirlo como quiera.
Un fuerte abrazo, y gracias.