jueves, 4 de julio de 2013

Una sola

La muerte, atemorizándonos, nos mata dos veces. Convendría que nos matase una sola.

3 comentarios:

Andrea dijo...

"Cuando la muerte está, nosotros no estamos; cuando nosotros estamos, ella no está," decía Epicuro. Harina de otro costal son el dolor, la enfermedad y la decadencia.

Suso Ares Fondevila dijo...

Epicuro no tuvo en cuenta una cosa: que sí está la muerte cuando nosotros estamos, pues sabemos que vamos a morir. Lo de Epicuro es exquisitamente ineficaz, me temo, aunque a él le haya valido.
Lo otro es harina de otro costal, como tú bien dices.

Andrea dijo...

Tienes razón. Contra nuestra voluntad de ser y la inevitabilidad del no ser, sólo nos queda intentar que la vida sea lo más feliz, plena e intensa posible."Cojamos las rosas mientra podamos".