jueves, 2 de mayo de 2013

La muerte de sus fieles



“Mucho le duele al Señor la muerte de sus fieles”, canta el salmista (Salmo 116, 15). No nos apresuremos entonces a decir que tal muerte o tal otra fue voluntad de Dios. Pongamos aquí más misterio o, mejor, respetemos el que hay.

2 comentarios:

Conrad López dijo...

Bueno, ten en cuenta que el salmista habla de lo que Kierkegaard llamaba la muerte óntica, no de la muerte física.

Lo que no resta un ápice de verdad al misterio que mencionas, claro.

Suso Ares Fondevila dijo...

Entiendo.
Gracias por el apunte, Conrad.