jueves, 31 de diciembre de 2009

Sin hojas

La carne inverniza, sin hojas que opongan resistencia, deja que el Espíritu la atraviese. Purísima carne entonces, cuya desnudez ya sólo puede vestirla Dios.

3 comentarios:

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muchas felicidades Suso.

Jesús Beades dijo...

Precioso. ¡Felices Pascuas!!

Suso Ares Fondevila dijo...

¡Felicidades, Javier, Felices Pascuas, Jesús!