miércoles, 16 de diciembre de 2009

La tristeza

La tristeza huye de las bambalinas, los escenarios, los púlpitos, y se refugia en los claros del bosque, donde, extraño musgo, busca el sol.

2 comentarios:

CB dijo...

Me gusta como lo ves, esa forma de llamar a las cosas poniéndolas en su sitio. Telarañas, musgo, nada constitutivo, simples adherencias.
Extraño musgo. Perfecto y exacto, como a ti te gusta. Gracias.

Suso Ares Fondevila dijo...

Y a mí gusta que a ti te guste, Cristina.
Un abrazo, y gracias.