jueves, 26 de diciembre de 2013

¿Salvar el fuego?

Corrían tiempos surrealistas y Jean Cocteau, según se cuenta, a la pregunta de qué cosa salvaría del museo del Louvre en caso de incendio, contestó que el fuego. Aunque no hay que retrucar a lo que no deja de ser una boutade, me apetece decir que este fuego que él preservaría lo tenía a su alcance en las cerillas o el mechero que tal vez llevase en su pantalón, y en otros millones de sitios a lo largo del mundo: no así todas las obras de arte del Louvre que el fuego estaría destruyendo. El fuego se repone; la Gioconda o la Victoria de Samotracia no.

2 comentarios:

Fernando dijo...

Lo dijo para hacerse el interesante, Suso. A lo mejor, si en vez de por el Louvre le hubieran preguntado por su despacho de trabajo, no hubiera estado tan gracioso.

Suso Ares Fondevila dijo...

Tienes razón. Le pusieron en bandeja ser campanudo y lo fue.