jueves, 25 de marzo de 2010

Un mar

Un mar de belleza y me lanzo. No hago pie, pero de eso se trata, de perderse en las aguas benditas y recobrarse en la arena siendo otro.

3 comentarios:

Olga B. dijo...

"No hago pie, pero de eso se trata". Me consuela de las tantas veces que he sentido que no pisaba terreno firme y, sin embargo, sin lanzarse a algún mar de vez en cuando, la que pierde pie es la belleza.
Saludos.
... y que vaya muy bien por Madrid, recuerdos a la chica de la fonda;-)

Suso Ares Fondevila dijo...

Los recuerdos serán dados, Olga B.
Saludos.

Maripaz Brugos dijo...

En el mismo ímpetu para lanzarte que es algo costoso, de alguna manera encuentras la recompensa, porque has vencido la monotonia, que te ataba...

Bello, muy bello.