jueves, 2 de julio de 2009

Cópula frontal

No sé si somos los humanos los únicos seres vivos que copulamos dándonos la cara y no cubriendo el macho la espalda de la hembra, como parece ocurrir en la mayoría de los vertebrados, tal vez en todos. Eso indicaría que el acto de mayor intimidad sexual, el consumador, está llamado a ser en la pareja humana un encuentro personal, una compenetración que, máxima en la zona púbica, pide también serlo en la zona ocular, en la bucal, en esa parte de nuestro ser que más intensamente nos muestra. Por ser frontal y no un “ataque” por la espalda, el acto sexual interhumano debería ser siempre por eso encuentro y nunca colisión, nunca agresión, nunca traición. Los traidores, en el viejo oeste, disparaban por la espalda. Ya que no pueden copular sino de frente, el hombre y la mujer deberían dejarse enseñar por la fisiología para no convertir nunca este cara a cara en nada que no sea un acto de amor.

9 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

Creo que somos la única especie que copula de frente. Lo consultaré con los expertos de la zona (quiero decir los biólogos que conozco ;-). En cualquier caso en la película En busca del fuego de Jean Jaques Annaud se mostraba como la tribu más "avanzada" iba ... de frente, y la más atrasada todavía copulaba como los animales. La peli era, es, genial, brutal pero genial, lo que éramos y somos a veces.

Suso Ares Fondevila dijo...

Recuerdo esa impresionante escena de la película. El hombre se iba encontrando a sí mismo.

Carlos dijo...

¿No se puede copular sino de frente?, ¿Así que copular en cualquier otra postura no puede ser un acto de amor? O no lo he entendido bien o no estoy de acuerdo. En el sentido en el que lo he entendido me parece una visión muy restringida del acto sexual que no creo que nadie cumpla...

Suso Ares Fondevila dijo...

Creo que copular, en sentido estricto, se dice de la penetración del pene en la vagina, Carlos.
Por supuesto, dentro de una relación sexual, caben más actos y actividades que la copulativa y que sean también amorosos.

lolo dijo...

No que copula, sino que puede copular de frente.
El encuentro es el de los ojos, de los rostros. Así es como yo lo veo.

Bien distinto al de los animales, que además sólo copulan en momento de celo.

Te leo a veces, gracias por tu blog.

Suso Ares Fondevila dijo...

Gracias a ti, Lolo.

Jesús Beades dijo...

Y no olvidemos el encuentro cordial: pecho con pecho.

Suso Ares Fondevila dijo...

¡Qué acertado y hermoso, Jesús! Cordial, pecho con pecho. Sí.

Anónimo dijo...

Los delfines copular frente a frente