jueves, 22 de enero de 2009

Odiar el mal

Odiar el mal: desearle al mal que todo le salga rematadamente mal, tan mal que le salga bien, el bien.

1 comentario:

Máster en Nubes dijo...

Sí, Suso, y cuánto bien le sale al bien y qué silencioso trabaja frente al ruido del mal y sus altavoces.