miércoles, 14 de enero de 2009

Ingenio sin genio

Ocurre a veces: el ingenio se come al genio, como si la chispa se comiese el fuego.

5 comentarios:

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Totalmente de acuerdo, Suso. Un gran aforismo. Qué peligro tiene el ingenio, que hay que tenerlo siempre a raya.

Suso Ares Fondevila dijo...

Es una lección que me quedo muy aprendida tras leer "Elogio y refutación del ingenio", de José Antonio Marina.

Máster en Nubes dijo...

Y cuando no hay ingenio ¿algo se come al genio? Una esperanza, por favor...

Suso Ares Fondevila dijo...

Aparte del ingenio, Máster, hay otras muchas facultades de las que se nutre el genio. No sé si también podrían comérselo. Acaso sí.

E. G-Máiquez dijo...

La comparación es deslumbrante. Y alumbradora.