miércoles, 28 de mayo de 2008

La alegría

Espejito, espejito mágico, tú que me ves, mohíno, demudado, dime ¿dónde se encuentra, en qué arcón, bajo que baldosa, en qué bolsillo, bajo qué teja, en qué pliegue, bajo qué suela, en qué ardid, bajo qué lengua, en qué cabeza, bajo qué párpados, en qué cintura, bajo qué llagas, en qué afán, bajo que lucha, en qué llave, tras qué puerta, la alegría?

2 comentarios:

Betty B. dijo...

Vaya usted a saber. Ausiàs March opina:

“Quien no está triste deje mi lectura
o en algún tiempo no haya triste estado,
y el que es de males mal apasionado,
obscuridad no busque a su tristura”.

Aunque sólo sea por leerle a él, no está tan mal estar un poco triste.

Juan Antonio, el.profe dijo...

A veces, bajo todos esos lugares; las más, en ninguno de esos sitios. Donde menos te lo esperes, o reflejado mágico, y por eso merece la pena vivir.