jueves, 20 de diciembre de 2012

Cuándo



Este cuerpo mío me ha valido para hacer el camino de mi vida, incluso cuando, enfermo, sin destreza o remolón, no secundaba los vuelos de mi espíritu. Me pregunto, sin embargo, si en tales casos existieron tales vuelos. ¿Pero cuándo cuerpo, cuándo espíritu, o cuándo alma, acaso el vínculo entre los dos? ¿Cuándo todo a un tiempo? Una sola hondura nos constituye, y desde ahí somos el que somos, cuerpo siempre, alma siempre, espíritu siempre.

2 comentarios:

cb dijo...

Una honda felicidad para esta Navidad y para todo el año próximo.
Un abrazo, Suso.

Suso Ares Fondevila dijo...

La respuesta no puede ser sino la misma, o redoblada.
Un abrazo, Cristina.