sábado, 7 de febrero de 2009

En tus alas

En tus guaridas, Señor, en tus cuévanos, en tus recovecos, en tus senos, en tus pliegues...

... en tus alas.

3 comentarios:

Olga B. dijo...

En todo, pero esas alas...

Máster en Nubes dijo...

Me acuerdo del viaje de Nils Olgerson, en las alas... pues igual. Lo malo es cuando tienes algo de vértigo... entonces prefieres menos vistas ;-)
Un abrazo, Suso

Suso Ares Fondevila dijo...

Gracias, Olga. Gracias, Aurora.
Abrazos.