sábado, 28 de enero de 2017

Donaldo Trump

Si es que eran aburridas nuestras vidas, desde ya dejarán de serlo gracias a Donaldo Trump, que no va a dejar de proporcionarnos un chute de emociones un día sí y otro también. Se debe divertir de lo lindo viendo cómo, ahora aquí y luego allí, se levantan como olas sus enemigos: primero las mujeres, después los medios de comunicación, ahora los mexicanos. ¿Cuál será la siguiente ola, el nuevo frente anti-Trump que Donaldo, partiéndose de risa en su butaca del despacho oval de la Casa Blanca, conseguirá que se levante contra él? Ya digo, tenemos por delante cuatro años de espléndidas emociones. Aquí no se va a aburrir nadie.

No hay comentarios: