domingo, 5 de junio de 2016

Amistad animal

Los animales ingresan a veces con tanta intensidad en la vida de las personas que estas son lo que son en parte también debido a aquellos. Desde esta perspectiva no es de extrañar que los fieles de una iglesia del estado de Nueva York lleven a “bautizar” a sus animales el 4 de Octubre, festividad de San Francisco, su santo custodio. El señorío del hombre sobre los seres irracionales se transforma de este modo en santo cuidado, en amigable compañía, en ajustada, por eso justa, declaración de amor. En otro lugar, reflexionando sobre lo mismo, me hice una vez esta pregunta: “¿Encierra algún misterio la vecindad en que estamos (los animales y nosotros) o todo se agota en la pura facticidad de estar próximos sin más, acompañándonos?” Y proseguía: “Quizá responder a esto sea imposible en este mundo. Será en el otro donde, junto con todo, quede también desvelado lo que supuso para nosotros la amistad animal”.

No hay comentarios: