domingo, 17 de enero de 2016

El fuego redimido por el fuego

La redención del fuego por el fuego.
¿Quién, pues, urdió el tormento? El amor.
(T. S. Eliot)

Te quema el ósculo de Judas
traidor, te queman
los besos de la mujer postrada
a tus pies.
Una pira morirá en la otra pira.
Daño y beso,
cizaña y trigo a la par
galopando,
fajándote,
una llama morirá en la otra llama.
El desamor
inventó el tormento,
el amor
inventó el tormento.



No hay comentarios: