domingo, 11 de octubre de 2015

Los halos



(L.W. Hawkins, Los halos)

Bien podría ser el halo el campo de fuerza que se crea en torno a nosotros y cuya polaridad dependerá de cómo seamos allá en lo profundo. Cuando decimos de alguien que está rodeado de un “halo” no hacemos otra cosa que afirmar que la persona, en tanto que ser expansivo y abierto, crea ondas en su derredor que propagan el olor de su más íntimo centro. El halo que creamos está siempre en consonancia con nuestra matriz: el primero será lo que sea la segunda, de bondad en unos casos y de maldad en otros, por decirlo sin entrar en mayores matices. Circunscritos por nuestro cuerpo, nuestro ser espiritual lo rebasa y se encuentra con el de nuestros prójimos. De aquí surge todo.

No hay comentarios: