domingo, 12 de julio de 2015

Fantasma que ansía su figura


Sin la luz no soy más que tenebrosidad, fantasma que ansía su figura y su límite en la cumbre de un monte, a la espera del sol amaneciente que me devuelva a mí mismo, el que soy cuando soy en la luz, única manera de ser, de ser de verdad. Al despejar las sombras, el astro mayor recobra los entes ensombrecidos, los hace de nuevo hijos del día. Nocturna peonza giratoria, el amanecer parará mi rotación alocada y seré otra vez un hombre sosegado y lúcido.

No hay comentarios: