sábado, 10 de enero de 2015

En tu sitio

Viendo que las azafatas no dejan de ser unas camareras y los farmacéuticos unos dependientes habría que decir que la vida no es que te ponga en tu sitio sino que te saca de él. Pero, como siempre, urgido uno por el matiz, digamos mejor que las azafatas son, entre otras cosas, camareras y los farmacéuticos, entre otras cosas, dependientes.

No hay comentarios: