sábado, 19 de enero de 2013

Essential Collection 2012-2013, de Ares & Company



Todos los años, en Navidad, mis hermanos y hermanas, cuñados y cuñadas, sobrinos mayores (dos) y sobrina política tenemos la cena del amigo invisible. Es conocido el juego. En una bolsa se meten tantos papelitos como jugadores -en nuestro caso 17-, cada uno con el correspondiente nombre escrito de un jugador. Después, diecisiete manos inocentes se introducen en la bolsa, sacan un papelito, lo despliegan y descubren de quiénes serán ese año el amigo invisible, su rey mago especial.

Para animar el cotarro, y pensando en una posible sobremesa bailadora, les propuse a los participantes que escogiesen una canción que les gustaría bailar. Luis, el primogénito, eligió Cuéntame de Formula V; su mujer, Julita, Una chica ye ye, cantada por Concha Velasco; su hijo mayor, otro Luis, optó por I´m too sexy de Right Said Fred; el menor, Jacobo, por Satellite of Love de Lou Reed, y su mujer, Rosa, por Clocks de Coldplay; Rodrigo, el segundogénito, se inclinó también por una de Lou Reed, Sweet Jane; su “sweet” esposa, Dolo, eligió Working on a dream de Bruce Springsteen; Pily se decantó por Simply the best de Tina Turner; Pepe prefirió Sultans of swing de Dire Straits, y su cónyuge, Sonia, La vida es un carnaval de Celia Cruz; Ramón se decidió por Hey, Soul Sister de Train y Almudena, mi cuarta cuñada, por ALittle Dream of me de The Mamas & The Papas; María eligió The Night They Drove Old Dixie Down de The Band y Víctor, su marido, Connection de Elastica; el que esto escribe subió al escenario a Miguel Bosé y su Los chicos no lloran; finalmente Lucía, la benjamina, con su The Logical Song de Supertramp y mi cuñado Toño y su Corazón Espinado de Santana y Maná completaron el álbum Essential Collection 2012-2013, de Ares & Company.

Para presentar cada canción había preparado una entradilla, de modo que el guión se ajustó al siguiente esquema: primera entradilla y primera canción, segunda entradilla y segunda canción, y así hasta el final, aleatoriamente. Los presentadores del show fuimos mi hermana María, mi cuñada Almudena y un servidor. La introducción de la canción de Rosa -clocks, relojes-, por ejemplo, sonaba así:

Cae un pétalo, pasa una hora en el reloj (presentador 1, con voz suave);

Cae un pétalo, pasa una hora en el reloj (presentador 2, ídem);

Cae un pétalo, pasa una hora en el reloj (presentador 3, ídem);
¡Ay, los pétalos de una Rosa mientras los relojes marcan las horas! (los tres presentadores en voz alta).
Finalmente, con voz enfática y todavía más alta, repartiéndonos la frase, el estallido final: ¡¡“CLOCKS”, RELOJES, de COLDPLAY, elegida por...ROSA!! A continuación, sonaba la canción en el reproductor de cedés.

Confieso que uno de los motivos que me animó a montar este espectáculo fue mi impostergable gana de bailar. La pena fue que el local, el reproductor y el mal sonido de algunas canciones disuadieron a la mayoría del personal a levantarse de sus sillas y ponerse cimbreantes, con la excepción de los tres presentadores, Ramón, Pily y durante un rato Dolo, Pepe y Sonia. Yo no paré, que conste.

El álbum Essential Collection 2012-2012 de Ares & Company saldrá a la venta en los próximos meses.

No hay comentarios: