miércoles, 30 de enero de 2013

El amarillo


El amarillo, fuera de su área natural de coloración -plátanos, limones, flores, sol- y de las cosas que nosotros hemos decidido que llevaran tal color -los contenedores de envases, los posits- sienta mal. ¿Quién se viste de amarillo sin faltar al buen gusto, salvo que se trate de gamas desvaídas? Por eso quedan muy señaladas aquellas creaciones que sus autores decidieron que fuesen amarillas: desde el muy prosaico “tractor amarillo” que el grupo Zapato Veloz colgó como canción de verano el año 1993, pasando por el muy superior “yellow submarine” que inmortalizaron los Beatles, hasta alcanzar la cumbre que pintó Gauguin, El Cristo amarillo.

5 comentarios:

Inmaculada Moreno H. dijo...

Hagamos una excepción (la que, tal vez confirme la regla)el poema "Primavera amarilla" de JRJ, escrito al contemplar la luz del sol iluminando todas las cosas en su Moguer natal mientra se reponía de una de esas depresiones suyas. En él escribe Juan Ramón, entre otras cosas: " el día /
era una gracia perfumada de oro,/
en un dorado despertar de vida."
¿Qué me dices? ¿le concedemos la excepción a la regla?

Suso Ares Fondevila dijo...

Ah, claro. Todo lo que sea sol o su rastro es el amarillo que sí puede reinar.

xtobefree dijo...

Buenos días Suso. En el cuerpo, la piel amarilla es síntoma de enfermedad. Tal vez por eso precise la proximidad de tonos vitales rojos como la obra que indicas, la bandera nacional, monjes, etc. Socialmente en objetos advierte peligro en asociación primitiva con la abeja, no falta la proximidad del negro. El dorado es destello de luz que viste/oculta y desvela el misterio de lo sagrado. Un abrazo.

Suso Ares Fondevila dijo...

Qué jugoso tu comentario, xtobefree. Uno nunca sabe hasta qué punto una aparente nadería, un color, el amarillo en este caso, acaba arrastrando consideraciones de alto nivel.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

susoaresfondevila.blogspot.ru est formidable. Il ya souvent toutes les informations appropriées au suggestions de mes doigts. Merci et à maintenir en place le travail de qualité supérieure!